Cuando se habla de la industria pesquera, en cualquier país se trata un tema de importancia tal que es un sinónimo de seguridad alimentaria, excepto en la República Dominicana.

Es conocido por todos, las condiciones naturales de nuestra isla, en cuanto a los recursos naturales y pesqueros, que por demás fueron expandidos con el reconocimiento como Estado Archipelágico por la División de Asuntos Oceánicos y del Derecho del Mar, publicado en el Boletín No. 65 de la revista Derechos del Mar de la Oficina Jurídica de la Organización de las Naciones Unidas.

¿Por qué la República Dominicana no ha aprovechado sus recursos pesqueros para el desarrollo nacional o para asegurar la seguridad alimentaria de la población? La respuesta a esta cuestión radica esencialmente en quienes han conducido las políticas pesqueras.

Cuando hablamos del desarrollo de la industria pesquera, no debemos de limitarnos a vernos como una isla o parte de ella, tenemos que proyectarnos en el impacto económico de nosotros en la región, es decir, concomitantemente a los demás países miembros de la Organización del Sector Pesquero y Acuícola del Istmo (OSPESCA), a la luz del Sistema de Integración de Centroamérica y el Caribe (SICA).

En la República Dominicana nos tardamos mucho tiempo en evacuar una ley de pesca, lo conseguimos el 3 de diciembre del 2004, con la Ley 307-04; con estas normas dimos forma a un régimen inoperante, toda vez que la ley regula aspectos que no están claros y para el colmo, ya es mayor de edad y ninguno de los funcionarios que han dirigido el Consejo Dominicano de la Pesca y la Acuicultura (CODOPESCA), incluyendo al actual, se han dignado en motivar la creación de un reglamento de aplicación de la Ley.

Sin reglamentos de aplicación, la ley se queda con un vacío funcional u operativo, lo que convierte a cada director ejecutivo, en hombre-ley, cuyas directrices se convierten en palabra de Dios dentro de la industria pesquera y en consecuencia nos lleva a entender porque no se ha aprovechado estos recursos.

¿Tiene algo que ver OSPESCA con el bajo desarrollo y aprovechamiento de los recursos pesqueros en la República Dominicana? Si, porque en 18 años no ha contribuido en nada para nuestra nación, en acciones inversamente proporcionar a otros países de la región que han avanzados, lo que nos lleva a pensar y preguntarnos: ¿Quién se ha beneficiado en la República Dominicana de las relaciones con OSPESCA? La respuesta a esta pregunta quizás nos lleve a entender el problema y buscar una solución en beneficio del país y no de particulares.

¿Qué hacer?

Para hacer un intento serio por reparar los males que ha venido arrastrando la industria pesquera en la República Dominicana, debemos:
• Reconocer la inaplicabilidad de la ley, hay que revisarla, a la luz de los nuevos tiempos, incluyendo con el reconocimiento de la República Dominicana como Estado Archipelágico.
• Crear los reglamentos necesarios para alcanzar los niveles de institucionalidad que se necesitan, en aras de despersonificar a las autoridades, para establecer límites en el ejercicio del poder.

Después que hayamos podido superar estos dos grandes escollos, podemos hablar de crear políticas pesqueras sustentables que impacten en toda la población y contribuya grandemente en el desarrollo de nuestra nación, y podremos alcanzar nuestro verdadero espacio en el mercado regional.

Relacionados
El territorio marítimo dominicano, Estado archipelágico y los estados contestatarios

La República dominicana en el año 2007 declaró ser un Estado Archipelágico; con el objetivo de aumentar la zona económica Read more

Los verdaderos problemas fronterizos de la República Dominicana

Las mayorías de los ciudadanos de la República Dominicana creen que la frontera terrestre con Haití es la única que Read more

La digitalización de la Industria Marítima y su rol en el mundo post-pandemia
Digitalizacion Industria Marítima

La globalización es un término que muchos no lo terminan de entender y quienes lo tenían “dominado” han tenido que Read more

Ortiz Bosch: “Nadie debe estar por encima de la ley”

La Directora de Ética e Integridad Gubernamental, Dra. Milagros Ortíz Bosch, le sugerió a la Procuraduría General de la República Read more

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.